Como cuidar tu idioma extranjero

Todos los que aprendemos un idioma nuevo tenemos la preocupación de perfeccionarlo. Pero ¿qué pasa cuando no estamos en el país o en el contexto donde se habla ?

Un aprendizaje que no es utilizado, puede perder su efectividad. Podemos perder poco a poco el vocabulario y si nos habíamos quedado en un nivel intermedio o elemental, es posible también olvidar las reglas gramaticales.

¿Cómo cuido mi (o mis) idiomas extranjeros? A continuación te damos algunos consejos para que mantengas tu conocimiento en forma.

1) Aprende mientras aprendes

Busca actividades que te atraigan y aprende algo nuevo en el idioma que deseas mejorar. Creeme, la atención que pondrás para aprender el tema que estás estudiando te hará que tus obstáculos en el idioma pasen a segundo plano. Este es uno de mis tips favoritos porque aprendemos y perfeccionamos nuestro idioma sin darnos cuenta. De este modo estás obligado a utilizarlo, y una de las ventajas más grandes de esto es que pondrás el idioma en un contexto específico, así puedes aprender un vocabulario enfocado a la actividad que practicas.

2) ¡Compra libros muchos libros!

Los libros son maravillosos, y la variedad de estilos y temas que puedes encontrar en el idioma que aprendiste puede sorprenderte. Puedes adquirir desde un libro bonito para niños con un vocabulario elemental, hasta libros de especialidades técnicas que te pueden servir en un nivel avanzado. Leer un libro que ya has leido ya en tu idioma es una manera ligera de empezar a calentar motores. Por supuesto que mucho mejor es hacerse del hábito (y reto) de leer un nuevo libro en un idioma extranjero. Otra de las grandes ventajas que te dará leer en otro idioma, es que podrás leer la versión original de tu libro favorito. Todos tenemos algún escritor extranjero que es nuestro ídolo, ahora podrás conocerlo “en la intimidad de sus palabras” en su idioma materno.

3) Tu vocabulario aumenta junto con tu círculo social

Nada como conocer personas que puedan abrirte al mundo de su cultura. Puedes entrar a grupos, clubes o actividades donde frecuenten las personas que hablan ese idioma. Puedes entrar a grupos de redes sociales, reunirte con vecinos o personas cercanas a tu domicilio que lo hablan, buscar foros en internet, participar en actividades culturales presenciales o en línea. Organizar un chat de Whats App para personas que como tú quieren practicar . Otra gran ventaja de esto es hacer nuevos amigos con los que puedas reunirte y conversar de manera más casual y viva, aprenderás cosas que en el aula es a veces imposible, como lo son el lenguaje coloquial, los dichos populares y los regionalismos por ejemplo.

4) Cuida tu idioma materno

Cuidar tu idioma materno te ayuda a manterner el equilibrio con los idiomas que aprendes. Cuida tu ortografía no solo al escribir correos o documentos oficiales, cuídala siempre al mandar mensajes de texto, al postear en tus redes sociales. Si te haces consciente de los elementos que deben cuidarse al redactar y expresar una idea en tu idioma, será más fácil expresarte en un idioma aprendido. Abre la curiosidad a las nuevas formas de decir las cosas que las lenguas extranjeras van a ofrecerte.

Si estás en un curso de idiomas lo mejor es estar consciente de los elementos gramaticales, así no tendrás que usar tiempo de tus clases para preguntar cosas que pueden ser comunes en todos los idiomas como identificar un adjetivo de un sustantivo por ejemplo. Las horas de clase se vuelven más efectivas y tú un(a) mejor alumno(a).

5) Navegar en Internet con diferentes barcos

En efecto, desde que aprendiste una nueva lengua te abriste un mundo nuevo. Las posibilidades de encontrar información a la que no tenías acceso en tu idioma se abren. Entonces ¿por qué no ir a la aventura y encontrar cosas nuevas?

Aprender más sobre la cultura de un país o región, puntos de vista políticos vistos directamente desde los hablantes, biografías de personajes que no sabías que existían, datos curiosos e interesantes que solo las personas de una región conocen.

Esperamos que con estos consejos puedas sentirte cada vez más motivado(a) incluso a aprender un tercer o cuarto idioma.